Quienes somos?

Hola, soy Azu. Cambié mi antigua vida para conocer el mundo.

Siempre con mis mates.

No puedo recordar la primera vez que decidimos, Gus y yo, que debíamos tirar todo y viajar. Yo sé que cuando la idea se abrió, paso por mi cabeza que estaba infectada de forma instantánea con la de él y sabía de que daría casi cualquier cosa para hacerlo.

Cuando Gus y yo estábamos en nuestros 24 años, rápidamente nos fuimos a vivir juntos. No llevábamos mucho tiempo de novios, pero nos divertíamos mucho estando juntos.  Empezamos compartiendo los gastos de preparar una cena o alquilar una película. Un día Gus se trajo sus recuerdos de su casa, una bolsa de dormir de La Guerra de Las Malvinas, fotos, algo de ropa y calzoncillos nuevos.  Cinco años más tarde se había construido toda una vida: cursamos esos años la Universidad, compramos un colchón y llenamos  la casa de objetos. Al principio comprar un electrodoméstico era toda una noticia en nuestro hogar. Nos poníamos contentos cuando nos regalaban sábanas o algún mueble. Cumplimos muchas expectativas personales subiendo en nuestras respectivas escaleras. No habíamos hecho nuevos amigos, unimos las visitas familiares y nos acomodamos felices en nuestra ciudad. Habíamos construido una vida de la que estábamos orgullosos.

Nuestras primeras vacaciones en Entre Ríos.

Gus & Azu

Estar arriba del micro nos encanta, sobre todo si ponen películas de la última década.

Besos en casa de la abuela.

 

luz

Dibujando un mural en nuestra habitación.

Y sin embargo …

Había veces cuando estaba en el trabajo, sentada en mi escritorio, me decía a mí misma: ¿Cuál será mi vida si me quedo de esta manera? Sabía, estaba absolutamente segura, de que una jornada de 9 a 5 en el estudio no era lo que mi vida era. Yo siempre había soñado con viajar. Quería dibujar, escribir, aprender un oficio además de mis estudios. Quería práctica, no teoría. Pero mis sueños y deseos se habían colocado en un segundo plano, hecho a un lado por la presión que sentía que perseguir el modelo tradicional de éxito. Yo estaba vendiendo mi vida por un sueldo. ¿Por qué?

Así que le pusimos todo patas para arriba.

Vendimos nuestras cosas, renunciamos a nuestros trabajos, y salimos el 21 de Marzo de 2013 a ver el mundo. Todavía estamos viajando hoy.

Hemos bebido los mejores vinos de Mendoza y festejamos la vida en Valparaíso donde Neruda nos dejó visitar su casa. Hemos dormido debajo de un millar de estrellas titilantes en el Valle de Elqui y jugamos con el viento Zonda en los desiertos Sanjuaninos. Hemos estado viviendo en la Cordillera de los Andes en un antiguo pueblo ferroviario. La vida es una aventura ahora. Estamos planeando el Camino del  Inca en Machu Picchu, surfear las olas del Pacífico y cruzar el Río Amazonas luego.

Un día de playa cualquiera


Atrapando gallinas en Altovalsol

Y nos hemos encontrado con un sin número de personas amables y acogedores que nos han hecho sentir como en casa en el mundo.

Gus y Diego viviendo un terremoto.

Amigos en Las Cuevas. Cordillera de los Andes.

Amigos en Valparaiso

Esta es la vida que yo sabía que era posible en aquellos días en que me sentaba en oficina soñando con algo diferente.

La mayoría de las veces nos movemos a dedo.

Haciendo frente a su esguince Gus intenta hacer dedo.

A través de los meses muchos lugares han pasado de ser una esperanza para un plan de acción. Mi vida ha cambiado y mis metas se ampliaron, pero a pesar de todo, este blog siempre será el lugar donde vengo para regar las semillas de mi sueño. Espero también sea un lugar donde encuentres el estímulo para perseguir a las partes más importantes de tu vida, cualesquiera que sean.

Seguir a lo largo.

Una Vida Freelance tiene página en Facebook para las fotos y actualizaciones en tiempo real.

Azu tiene una página de los trabajos que hace. Puede hacer clic aquí para visitar su web.

¿Es tu primera vez aquí?  Antes de irte, déjanos un comentario. Esa es una forma de incentivar lo que hacemos. ¡Gracias por parar cerca!

11 comentarios en “Quienes somos?

  1. Azul! Espero que te acuerdes de mi. Que emoción encontrar esta mujer soñadora y viajera, tirándoselo de cabeza al mundo y ávida de vida. Tu relato es bello, y creo que cuando uno usa el tiempo para lo que tiene ganas, y encima de todo resulta ser nutritivo, es finalmente libre. Espero que llegues a donde sea que quieras. Buenos viajes a los dos. Antonela.

    • Hola Anto!, claro que si y compruebo con alegría que del mismo modo. Muchas gracias por la buena onda!!
      Y sí, es cómo vos decís, la libertad está intrínsecamente relacionada con nuestro uso del tiempo. Un tiempo finito que pide a gritos que lo usemos como un par de patines nuevos.
      Gracias y volvé pronto por aquí!

  2. Muchas gracias por hacernos saber que, los que pensamos así, no estamos solos!!!
    Enhorabuena!!!
    te mando muchos abrazos y que sigas disfrutando!! =)

  3. Me encantó el blog, lo leí entero. Me parece fascinante la gente (que como yo) deja todo por cumplir sus sueños. Sigan viaje y ojalá algún día nuestras rutas se crucen 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s